TIRO DE PRECISIÓN - Sus modalidades

Modalidades

ARCO OLIMPICO

El uso del arco como sistema de competición comenzó a tomar gran auge a raiz del reinado de Enrique VIII tras declinar el valor del arco como arma de guerra después de la aparición de las armas de fuego en el siglo XVI.  La existencia del tiro con arco quedó garantizada por el reto y la diversión que supone su uso, y fue precisamente dicho monarca, el que promovió el tiro con arco como deporte oficial en Inglaterra.

Olimpico

A partir de 1600 se crearon todo tipo de sociedades relacionadas con el tiro con arco. Las competiciones y torneos servían para medir la categoría de cada una de ellas y fueron el primer paso en la constitución del deporte del Tiro con Arco.

Con el paso del tiempo las mujeres también practicaron este deporte y la primera vez que una de ellas entró a formar parte de una sociedad de arqueros fue en 1787.

Al contrario de lo que cree mucha gente, el tiro con arco no fue practicado en los juegos olímpicos de la antigüedad en Grecia, sí lo fue el lanzamiento de jabalina o de disco. La primera vez que el tiro con arco apareció en unas Olimpiadas fue en París en 1900, las segundas de la era moderna, restablecidos por el Barón de Coubertín y fundador del Comité Olímpico Internacional, celebrándose en Atenas en 1896 los primeros juegos de esta segunda etapa.

Olimpico

En los Juegos Olímpicos de San Luis (1904) y los de Inglaterra (1908) se tomaron en serio esta modalidad, aunque luego cayó en el olvido. Tuvieron una representación fugaz en Bélgica (1920) aunque aún tendrían que pasar otros 52 años hasta que el tiro con arco se consolidase como deporte olímpico (Munich 1972).

Olimpico

Modernizado en 1992 para aumentar el interés, las tiradas olímpicas consisten en una ronda clasificatoria, una eliminatoria, una final, una eliminatoria por equipos y una final por equipos. Las pruebas individuales engloban 64 arqueros que tiran todos al mismo tiempo a dianas situadas a 70 m de distancia. Los éxitos más clamorosos del tiro con arco español lo representa la medalla de oro conseguida en Barcelona 92 por el equipo español compuesto por Juan Carlos Holgado, Alfonso Méndez y  Antonio Vázquez,

Olimpico

rememorando igualmente el majestuoso encendido del pebetero olímpico en la ceremonia de inauguración, de la mano de Antonio Rebollo…

 
        Olimpico       

 

   Olimpico             

 y la gran actuación del  ya fallecido y recordado gran arquero asturiano José Fernández, en los juegos paralímpicos, al conseguir la medalla de plata para España.

Olimpico

 

Hoy en día, el moderno arco recurvado olímpico, es fruto del resultado en el avance de la tecnología aplicada a la fabricación de nuevos materiales e investigación en diseños más eficientes. En esencia, y partiendo desde los sencillos arcos de iniciación, confeccionados en materiales más básicos como la madera o la fibra de vidrio, los cuerpos evoluciona a partir de modernas aleaciones que condicionan su peso y diseño en post de la búsqueda personal de cualidades específicas: peso, robustez, sencillez de montaje, durabilidad y resistencia física etc. etc.

Olimpico

La potencia, dada por las palas puede variar desde las pocas libras en el aprendizaje (15-20), hasta casi las 50 o más libras en arqueros especialmente fuertes. Estando condicionada precisamente por las dimensiones físicas y apertura del arquero, la elección de los tamaños de cuerpo y palas elegidas.

La cuerda resulta de la combinación de diferente nº de hilos, según la potencia desarrollada, y fabricada generalmente de materiales con alta resistencia a la elasticidad. Desde el dacrón, pasando por el fast flight y modernas fibras con casi “0” de elasticidad, y empleadas en la alta competición. Deberá estar protegida de los rozamientos que disminuyen su vida mediante los entorchados laterales y central, amen de un cuidadoso encerado de forma regular. El punto donde se coloca el culatín de la flecha, se llama nock point o punto de enfleche, que será determinado específicamente y marcado con una pequeña arandela metálica o fabricada de hilo.

Entre los accesorios que se colocan en el arco se encuentran los elementos de puntería, como los visores, donde igualmente existen diferentes calidades y modelos, pero donde no se puede contemplar el uso de lentes u ópticas de aumento en el reglamento pertinente.

Olimpico

El reposaflechas es una pequeña pieza adherida a la ventana del arco, donde descansa la flecha durante la maniobra y disparo. Existen también muchos modelos y se diseñan para evitar al máximo, el roce que realiza ésta con los demás elementos del arco al salir disparada y que por ello influye en el vuelo y precisión. Se complementa con el llamado botón de presión, para regular otra de las cualidades que influyen en el correcto vuelo de la flecha, cual es la “rigidez” de la misma.

Olimpico

La propia flecha cumple ya de por sí, una función esencial en el trinomio arco-arquero-flecha. Su correcta elección basándose en el material de fabricación (carbono, aluminio, aleaciones y mezclas diversas), peso, índice de flexibilidad y características de la punta y emplumado es imprescindible para un correcto vuelo y eficacia en precisión. Existiendo unas tablas homologadas, para la elección correcta basándose en los parámetros del arco y apertura del arquero.  La madera en principio, por sus especiales características, se reserva a los arcos tradicionales, de los que ya hablaremos.

Se completa la lista de accesorios básicos con el uso de los diferentes estabilizadores, que colocados a nivel central, en las palas o en “v”, tienen la misión de absorber  las vibraciones que se producen en el momento del disparo, y que inciden negativamente en el vuelo e integridad a largo plazo del propio arco.

Olimpico

El resto de los accesorios serán los de uso personal, acoplados a nuestro cuerpo para protegernos a la par que mejorar nuestra técnica evitando así mismo el excesivo roce con nuestro cuerpo.  Entre ellos tenemos los protectores de brazo y antebrazo que evitan los desagradables golpes de la cuerda sobre nuestra piel, y que en ocasiones pueden revestir determinada gravedad que nos obligarían a dejar la actividad durante algunas semanas. Los petos, utilizados para evitar lo mismo sobre el pecho, en arqueros de ambos sexos, las dactileras, para evitar la inflamaciones y ampollas que se nos formarían en los dedos por la fuerza al tensar nuestro arco y el roce al salir despedida de nuestra mano. Las dragoneras, que acoplados a nuestra muñeca o dedos, evitarían que se nos cayese el arco en el momento del disparo.  Todas estas piezas están fabricadas con multitud de materiales diferentes, desde los tradicionales a base de piel o cuero, hasta los sintéticos como plásticos de diferentes densidades y que se pueden amoldar con facilidad.

Olimpico

Existen otros muchos accesorios utilizados como es el reposaarcos , para colocar el arco mientras no lo utilizamos, los prismáticos o telescopios que nos ayudan a ver la flecha clavada en la diana a largas distancias, etc. etc.

Cada elemento, y su secuencia de uso formaría parte de toda enseñanza reglada del nuevo arquero que se integre en la disciplina, pasando lógicamente por el aprendizaje previo de la técnica y normas de seguridad. Hoy en día, multitud de clubes con monitores cualificados pueden impartir estas enseñanzas en cursos o cursillos con responsabilidad, evitando problemas de seguridad, integridad física y gasto inútil de dinero, que se produce cuando la persona no conocedora de este deporte decide adquirir material en algunos comercios donde el nivel de conocimientos del vendedor respecto al tiro con arco es deficiente o con escasos escrúpulos.

Animamos pues al profano interesado, a que se acerque a su club más cercano y recabe información respecto al tiro con arco. A buen seguro y si entra con buen pié, este deporte le acompañará otorgándole muchísimas satisfacciones durante un muy largo tiempo.

Olimpico

 

ARCO COMPUESTO

El arco compuesto, o arco de poleas, constituye todo un hito en la historia de la arquería. Su específico diseño ha condicionado que  pueda   tirar con arco mucho más potentes personas cuya especial constitución no les permitía utilizar con eficiencia los recurvados clásicos a determinadas potencias. Y su especial diseño y evolución técnica ha contribuido al desarrollo tanto en la promoción mundial del tiro con arco, como en la práctica de la caza con arco haciendo, especiales consideraciones aparte, mucho más eficaz el sistema y expandiéndola por los cuatro continentes.

Compuesto


Los primeros ensayos sobre este particular modelo, parten del Dr. Claude j. Lapp, de 1930, aunque fue Orase Wilbur Allen el que patentó su modelo y se lanzó a su promoción. Constituyendo hoy en día un mercado en clara expansión al disminuir considerablemente los costes originarios y comercializarse en masa.

El principio de su funcionamiento se basa en la acción y mecanismo de sus poleas en los extremos de las palas. Cuando uno tensa un arco clásico, lo hace de forma que a mayor apertura, mayor deformidad de las palas y mayor aporte de energía acumulada por éstas a la hora de impulsar la flecha. En este sentido, el mayor esfuerzo se realiza en la parte posterior una vez tengamos la flecha en el encare apropiado. En el arco de poleas, es sistema se basa en la fisica de las palancas. El extremo de la cuerda superior o inferior no tira de esa misma pala, sino de la pala contraria desde donde se desliza la cuerda a través de la polea y va a enganchar  directa o indirectamente llamándoseles en este caso cables (no impulsan la flecha, sino que se deslizan de forma recta de un extremo de la polea al otro.). Como si de un brazo individual de palanca se tratase, al tensar el arco, la cuerda se desenrolla de la polea dando más brazo de potencia, al mismo tiempo que el cable se enrolla en la polea acortando el brazo de resistencia, reduciendo el esfuerzo necesario para flexionar la pala correspondiente.

La sensación del arquero que está tensando una flecha en un arco compuesto, por explicarlo sencillamente,  sería de una primera fase de aumento de la fuerza hasta llegar a un determinado punto de máximo esfurzo, donde a partir de ahí, y a medida que seguimos tensando, el esfuerzo será cada vez menor hasta llegar a lo que conocemos por “valle”, que constituiría el punto de más baja potencia desarrollada, topándonos a continuación con una imposibilidad de seguir tensando y que coincide perfectamente con nuestro encare previamente definido. Es decir, que el esfuerzo desarrollado al mantener la cuerda en la cara es sensiblemente inferior a la potencia con que luego saldrá la flecha de nuestro arco. Las ventajas, obviamente son muchas, y la diversidad de modelos que invaden el mercado se basa tanto en diseños que juegan con la variaciones en porcentajes de esa reducción de potencia, como la mejoras que contribuyen a la velocidad de la flecha, y donde el propio  sistema de poleas tiene mucho que decir.

Sobre esto, se le añaden como accesorios lo mismos, aunque  con variaciones respecto a  los arcos recurvados olímpicos. En este caso se permite utilizar lentes de aumento en el sistema del visor, así como un elemento de puntería en la cuerda que consiste en una pieza optica formada por un agujero donde colimamos con la diana el punto del visor correspondiente, como si de un rifle se tratase.

Compuesto

Aunque se podría soltar directamente con los dedos, en competición se utilizan los disparadores, artilugios que permiten un enganche de la cuerda  que luego accionamos con los dedos para producir una suelta perfectamente limpia. En estos casos, y como la flecha abandona el arco de forma diferente al recurvado, pues los reposaflechas también suelen ser diferentes, al igual que el sistema de estabilización, constituyendo la puesta a punto de estos arcos, todo un arte en post de conseguir la precisión cuasiperfecta.

Compuesto

Existen tablas que nos ayudan a elegir la flecha adecuada basándose en parámetros del propio arco, como puede ser la potencia, tipo de poleas, y longitud y peso de la flecha al igual que en los recurvados.

Mucho queda por aprender, solo a modo de pequeños esbozos en plan sencillo y general me atrevo a escribir lo anterior. Y siempre de la mano del instructor correspondiente nos adentraremos más y más en este mundo apasionado del arco compuesto

Compuesto                                                                     Compuesto

 

 

ARCO TRADICIONAL

Probablemente, en este apartado hemos de considerar a efectos de despejar cierta confusión terminológica que afectan a muchos arqueros, el aclarar lo que significa exactamente “tiro instintivo”, “arco tradicional” o “arco desnudo”.

El primer término hace referencia a una modalidad de tiro, modalidad que sin duda se puede practicar también con los demás modelos de arcos, incluso los compuestos, pero que clásicamente se asocia a la pureza más ancestral de la práctica del tiro con arco, es decir, a los tradicionales. (recurvados o longbows).

Tradicional                                         Tradicional          

 

La técnica del tiro instintivo, y en palabras del legendario Fred Asbell:  “Consiste en aquel que se realiza utilizando únicamente las habilidades de la vista, coordinación muscular y memoria del arquero como única referencia para el disparo. Simplificando, consiste en disparar la flecha a donde miramos. Es mirar al blanco y disparar…”

Esta técnica de tiro exige una práctica constante, y de hecho, los miles de años que la humanidad la desarrolló en actividades de supervivencia como la caza o la guerra, avalan la efectividad contra la incorporación de elementos básicos de puntería que en determinados contextos son poco menos que inútiles por la lentitud que su técnica requería.

            Tradicional        Tradicional     Tradicional

El mecanismo del tiro instintivo se basa principalmente en dos capacidades del cuerpo humano. La primera es la relación entre la coordinación motriz y la vista, y la segunda es la memoria. Por eso cuando en determinadas maniobras que desde nuestra tierna infancia ponemos en práctica, como es darle patadas a un balón contra una portería, al principio podemos observar la torpeza innata que con el paso del tiempo se convierte en destreza apenas practiquemos de forma repetitiva la maniobra. Aunque no apuntemos al dar una patada al esférico, la repetición de la maniobra hace que nuestro cerebro vaya recordando todos los elementos implicados, como la fuerza de la patada, la distancia, el peso de la pelota, y al final el hecho de lanzarla a donde queramos se convierta gracias a una práctica instintiva, en un acierto rutinario.

La misma práctica irá haciendo que todos los movimientos del arquero se produzcan de manera inconsciente (posición, encare, suelta, etc.), pero lo más importante será la concentración de la mirada respecto al blanco, que hará que nuestro brazo de arco se coloque de forma adecuada e igualmente inconsciente. Es decir, es muy importante y necesario  una concentración y nivel de confianza muy alto de que vamos a acertar al blanco, de otra forma, el fallo será irremediable. La práctica constante supone el entrenamiento necesario de la memoria para que nuestro cerebro no olvide con facilidad las adquisiciones recientes. El equipo adecuado y la distancia corta, lo cual nos permite también asimilar la visión del vuelo de nuestra propia flecha serán los otros elementos básicos a partir de la cual se depure constantemente la técnica, produciéndonos grandes beneficios y sensaciones.

En los reglamentos de la RFETA correspondiente, contempla diversos tipos de arcos para su práctica.  Desde el arco recurvado tradicional, sin reposaflechas ni estabilizadores, y sin botón de presión ni reposablechas por supuesto, el arco recto (long bow), donde solo se permite el uso de la madera como material de las flechas y el que la cuerda no toque otra parte de las palas que no sean los propios tips o extremos donde engancha la cuerda,  hasta el arco desnudo olímpico de confección actual, con cuerpo metálico y palas más sofisticadas, sin visor y donde se contempla el uso de un estabilizador corto, reposaflechas no magnético y forma de encare “string walking”, (los tres dedos por debajo del culatín, al contrario que en los anteriores donde un dedo ha de ir siempre sobre el culatín y en las posiciones conocidas como “anclaje mediterráneo o americano”, respecto a la comisura bucal.)

Respecto a la belleza de los arcos tradicionales, poco habría que añadir, existiendo verdaderas obras de artes en recurvados o longbows, de casas muy afamadas con modelos especialmente particularizados, llamados de gama alta, y que destacan sobremanera en las competiciones de recorridos de bosque o campo, por el ambiente y escenario donde se desarrollan.

Las competiciones de tiro de precisión ser realizan a  distancia   de 18 metros sobre diana de campo de 40 cm. y a 18 metros si es temporada de aire libre, además sobre diana de 80 cm. a 30 metros. Al contrario que en recorridos de bosque o campo donde las distancias son desconocidas. Tas las clasificatorias vienen las eliminatorias correspondientes tanto individual como por equipos (ver reglamentos).

Tradicional

El tiro instintivo está cogiendo especial auge en todo nuestro país, por la sencillez que conlleva la par de nuevas sensaciones ya descritas. Si además se realiza en bosque, el éxito está asegurado.